Los alumnos españoles de 15 años están a un curso escolar de distancia de los de Finlandia en el Informe Pisa

Noticias Comments (0)

España mejora sus resultados a pesar de la crisis y alcanza por primera vez la media de la OCDE

 

Pero no destaca en nada y es uno de los países con más repetidores, además de tener diferencias autonómicas «significativas»

 

Los alumnos españoles de 15 años todavía están muy lejos de llegar al nivel que existe en las escuelas de Finlandia y Singapur. Del país nórdico se encuentran aproximadamente a un curso escolar de distancia. Eso significa que los estudiantes que aquí están en 4º de la ESO tienen, de media, un nivel equivalente al que para los finlandeses sería 3º de la ESO. Con la nación asiática hay más de dos cursos escolares de diferencia en Matemáticas y Ciencias y un curso de retraso en Comprensión Lectora.

 

Los resultados de la última edición del Informe Pisa, el estudio educativo más famoso del mundo, ponen en evidencia que las notas de España no son demasiado brillantes. Pero los datos correspondientes a 2015, que se han presentado este martes de forma simultánea en varios continentes, también señalan que las aulas españolas han resistido mejor que otros países el azote de la crisis económica.

 

Desde 2009, nuestros alumnos han mantenido e incluso mejorado ligeramente sus resultados en las tres áreas competenciales que analiza el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos. A pesar de la adversidad y de los recortes que ha sufrido la escuela a lo largo de estos años, España no sólo se ha mantenido a flote, sino que, por primera vez desde 2000, cuando comenzó a participar en este estudio, ha alcanzado la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que se encarga cada tres años de elaborar este informe.

 

En el nivel 3 de seis niveles

 

Después de la tormenta económica, España se sitúa en una cómoda media, en un apacible nivel 3 de un total de seis niveles. En el 5 y en el 6 se encuentran los países superdotados (no hay ninguno, en realidad, el que más lejos llega es Singapur, en el 4) y por debajo del 2 figuran los sistemas educativos con serios problemas (Brasil).

 

En Lectura, situarse en el nivel 3 significa que la mayoría de los alumnos de 15 años es capaz de integrar varias partes de un texto con el fin de identificar una idea principal, comprender una relación o interpretar el significado de una palabra o frase.

 

En Matemáticas, este nivel permite aplicar estrategias de solución de «problemas sencillos», interpretar y utilizar representaciones basadas en diferentes fuentes de información y razonar directamente a partir de ellas.

 

En Ciencias, los alumnos son capaces de «sacar algunas conclusiones a partir de diferentes fuentes de datos, en una variedad de contextos» y poder «describir y explicar en parte las relaciones causales simples».

 

Tampoco es para tanto, pero en este nivel 3 se sitúa la media de la OCDE y la mayoría de los territorios, de los 72 que, en total, se han analizado. España incluido.

 

 

Medio millón de estudiantes

 

El Informe Pisa se realizó durante 2015 a 540.000 estudiantes que representan a 29 millones de alumnos de 15 años escolarizados en los 72 territorios participantes (los 35 miembros de la OCDE más 37 asociados). En España, la muestra es de más de 37.000 alumnos de 980 colegios e institutos y su realización le cuesta a las arcas del Estado alrededor de 400.000 euros. Este año, por primera vez, la mayoría de los estudiantes ha respondido íntegramente por ordenador. La OCDE ha evaluado sus competencias en Comprensión Lectora y Matemáticas, pero también en Ciencias, un área que es la protagonista de esta edición. Por primera vez, todas las comunidades autónomas españolas han participado. 30 puntos de mejora equivalen a un curso escolar de distancia.

 

España obtiene 496 puntos en Lectura, ocho más que en 2012 y superando, por primera vez, la media (tres puntos por encima de la OCDE). Se coloca a la altura de Reino Unido, Francia o Dinamarca y por encima de Italia, Austria o Islandia.

 

En Matemáticas andamos «un poco más flojos», en palabras del director general de Evaluación y Cooperación Territorial, José Luis Blanco. Los 486 puntos suponen un incremento de dos puntos respecto a la edición anterior del informe, pero se encuentran cuatro puntos por debajo de la media y muy lejos aún de los mejores: Japón, Corea del Sur y Suiza.

 

En Ciencias, materia que es la protagonista de esta edición del Informe Pisa, los alumnos españoles han sacado peores notas (tres puntos menos) que en 2012. No obstante, los 493 puntos nos sitúan «por primera vez» en la misma media de los países analizados.

 

La media de la OCDE, hay que tener también en cuenta, ha bajado durante estos años, y esta circunstancia, unida a la ligera mejora experimentada en los últimos tres años, nos ha permitido situarnos mejor en las tablas.

 

Gomendio: «Un sistema parado»

 

Pero la subida registrada es muy pequeña -en el reciente informe TIMSS, los alumnos españoles de 10 años registraban un crecimiento de 23 puntos en Matemáticas- y en la OCDE advierten que hay países que nos están llevando la delantera. IrlandaPolonia y Portugal, por ejemplo, estaban peor que nosotros y ya nos han superado. Es el mensaje que traslada a EL MUNDO la directora adjunta de Educación de la OCDE, Montserrat Gomendio.

 

Gomendio fue, en realidad, la persona que se encontraba al frente de lo educativo en España en la etapa que ahora analiza Pisa (entre 2013 y 2015).Como secretaria de Estado de José Ignacio Wert, se encargó de redactar y poner en marcha una ley educativa, aplicar los recortes y lidiar con los profesores durante los años en los que ha habido más confrontación en la escuela.

 

¿Cómo interpreta ella los datos del informe? «Los resultados de 2015 son prácticamente iguales a los de 2012. Antes estábamos por debajo de la media de la OCDE y ahora estamos en la media porque ésta ha bajado un poco y España ha mejorado ligeramente. Es un inicio de mejora incipiente, pero este proceso se ha dado en otros países de forma más rápida. Los estudiantes tienen que saber defenderse en un mundo cada vez más complejo y que cambia a una velocidad cada vez mayor. Para mejorar, un país tiene que adaptar su sistema educativo. Un sistema que se queda parado en un mundo que está cambiando a gran velocidad se quedará rezagado«, advierte.

 

En el Gobierno son mucho más triunfalistas con Pisa. «En un contexto en el que la OCDE baja, que España mantenga e incluso incremente la calidad es un verdadero éxito«, proclama el secretario de Estado Marcial Marín, sucesor de Gomendio, que atribuye la mejora al «liderazgo pedagógico», a que el Ministerio ha aumentado la «autonomía de los centros» y a las medidas de «atención a la diversidad» que han puesto en marcha las comunidades autónomas.

 

«Si España ha podido romper la brecha educativa y, por primera vez en la historia, situarse al nivel de los países más avanzados del mundo, los responsables son los maestros«, apunta el ministro Íñigo Méndez de Vigo, convencido de «el sistema educativo español es un buen sistema».

 

Gomendio coincide con ellos en que tanto los profesores como la autonomía de los centros han sido factores esenciales para llegar a la cima en aquellos países que tienen más éxito. También recalca la importancia de las evaluaciones externas y estandarizadas y de los ránkings, dos aspectos fundamentales de la Lomce que ha paralizado el equipo que la relevó en el Ministerio.

 

 

Uno de cada tres alumnos es repetidor

 

El 31% de los alumnos españoles ha repetido al menos un curso, en Primaria o en la ESO, antes de cumplir 15 años. España es el noveno país con mayor porcentaje de repetidores de todos los territorios analizados en el Informe Pisa. No llegamos al nivel de Argelia, donde repiten antes de esa edad siete de cada 10 alumnos, pero nos situamos a la altura de Costa Rica. Es cierto que esta situación ha mejorado (en 2009, el porcentaje alcanzaba el 35%) y que, en la mayoría de los países, está disminuyendo la tasa de repetidores. La OCDE advierte que los peores resultados se obtienen en alumnos que se encuentran fuera del curso que les corresponde y que son más propensos a repetir los chicos de origen inmigrante que tienen desventajas socieconómicas.

 

 

«Significativas diferencias» entre las autonomías

 

En lo que tanto la representante de la OCDE como el Ministerio coinciden es en que hay «significativas diferencias» entre las distintas comunidades autónomas. Aunque se rigen por la misma ley educativa, entre Castilla y León y la Comunidad de Madrid, que son las regiones que obtienen los mejores resultados, hay alrededor de un curso y medio de adelanto en relación a Andalucía y Extremadura, que son las que peor lo llevan, junto a Canarias y Murcia.

Castilla y León está a la altura de Finlandia en Lectura y la Comunidad de Madrid es similar a Corea del Sur en Ciencias, mientras que Navarra es en Matemáticas la mejor de todas y obtiene una puntuación similar a la de Canadá.

 

Cantabria, que era del montón, ha experimentado un notable incremento respecto a 2012, mientras que el País Vasco, que siempre estaba entre las mejores, ha descendido varios peldaños en la escalera autonómica de la escuela.

 

Cataluña está por debajo de Aragón en Ciencias y Matemáticas y a la altura de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana en Lectura. Canarias es la región que peores resultados obtiene en Matemáticas, en la línea de Rumanía Grecia. Extremadura sigue también a la cola, aunque ha mejorado cerca de 20 puntos en Lectura desde 2012.

 

¿Por qué una comunidad como Castilla y León, que no es de las más ricas precisamente, saca tan buenos resultados en los informes internacionales? Fuentes de la Consejería de Educación explican que «toda la comunidad educativa trabaja en una misma dirección», desde los padres, que «siempre le han dado mucha importancia a la escuela porque quieren para sus hijos los estudios que ellos no tuvieron», hasta los profesores, que se ven sometidos a un mayor grado de exigencia. «Los aspirantes a maestros dicen que aquí es muy difícil sacarse la oposición», aseguran las mismas fuentes, que añaden que «existe una paz social con los sindicatos docentes» que no se da en otras comunidades autónomas.

 

Fuente: El Mundo

Pin It

» Noticias » Los alumnos españoles de 15...
On diciembre 6, 2016
By

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »