La rehabilitación a domicilio de personas con Daño Cerebral Adquirido

Artículos Grupo Cambia Comments (0)

cabecera_patologias

 

 

 

 

Las personas que sufren Daño Cerebral se enfrentan al reto de recuperar las capacidades que han perdido. El límite máximo de la recuperación es, con frecuencia, un factor difícil de pronosticar. Existen algunas circunstancias que pueden anticipar si la rehabilitación llegará lejos o, por el contrario, no permitirá a la persona retomar su vida completamente. No obstante hablamos de una realidad multifactorial, en la que ningún elemento por sí mismo es decisivo.

La edad es un factor pronóstico según el cual, cuanto más joven se es mayor será la recuperación. El concepto de plasticidad neuronal está claramente vinculado a la edad, viene a ser la capacidad del Sistema Nervioso para regenerarse y/o recuperarse a nivel fisiológico. Esta capacidad es menor según cumplimos años, pero se mantiene activa hasta la vejez.

El tipo de daño cerebral, las zonas afectadas y la severidad de la lesión también permiten “intuir” cómo y cuánto puede recuperar la persona. Es fácil imaginar que cuanto más extenso sea el daño, más difícil será la recuperación.

El momento de inicio de la rehabilitación y la intensidad de la misma: existen múltiples evidencias clínicas según las cuales comenzar la rehabilitación en los días o semanas siguientes al Daño Cerebral permite una mayor recuperación. Además, en esas primeras etapas, conviene realizar una rehabilitación más intensa, cuando la “cicatrización” se está produciendo.

La forma de ser, la actividad diaria y las relaciones sociales antes del Daño Cerebral son otro de los factores de peso. En este sentido, las personas con una vida rica en actividades, inquietudes, intereses y relaciones sociales suelen recuperarse más que aquellas con un estilo de vida más sedentario.

Por último indicamos las relaciones dentro de la familia, por su tremenda influencia en los resultados de la rehabilitación. Muchas familias desean que su hijo, madre o esposo con Daño Cerebral vuelva a ser la misma persona que antes y en el menor tiempo posible. Por ello, uno de los primeros objetivos que hay que trabajar es el ajuste de expectativas, evitando generar falsas ilusiones que a la larga generen frustración, al no cumplirse.

Al tomar decisiones sobre la rehabilitación, sobre lo que es más adecuado y lo que no sería efectivo, es importante que la familia trate de resolver sus dudas, se asesore por profesionales y tome sus decisiones siendo consecuentes. Hay que olvidar los reproches, superar posibles culpabilidades por lo que ya ha sucedido. Es el momento de escuchar al familiar afectado, implicarle en las decisiones haciéndole partícipe de las mismas.

Cuando se desarrollan actividades de rehabilitación en el domicilio, el neuropsicólogo puede valorar directamente cómo se están construyendo día a día esas relaciones familiares –plano emocional-, además de ajustar con mayor precisión los elementos de la terapia neuropsicológica –plano cognitivo-. Estas dos vertientes provocan una interacción muy beneficiosa para la persona, incrementando la efectividad y eficiencia de la intervención, que además ve incrementada su validez ecológica (relación entre lo que se hace en la rehabilitación y las actividades de la vida real a rehabilitar).

 

DANIEL SÁNCHEZ MARTÍN

Neuropsicólogo Grupo Cambia

 

 

Pin It

» Artículos Grupo Cambia » La rehabilitación a domicilio de...
On agosto 8, 2013
By

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »